MENU

Los Mejores Lugares para Trabajar en Diversidad muestran ganancias anuales promedio 2.4% superiores a otras compañías certificadas por Great Place to Work®

En los lugares de trabajo, la cultura organizacional está ganando cada vez más su lugar como una ventaja competitiva potenciadora del éxito de las compañías; incluso es considerada por directivos y estudiosos en la materia como un factor diferenciador irreplicable del negocio y de su sostenibilidad.

En este sentido, los temas de diversidad e inclusión tienen atención creciente y una mejor comprensión del rol que juegan en el establecimiento y transformación de dicha cultura. Sus efectos en la innovación, atracción y retención del talento, desarrollo del personal, mejora continua y marca empleadora son cada vez más fáciles de identificar.

Pero ¿cómo están haciendo Los Mejores Lugares para Trabajar para vivir la diversidad? En nuestras investigaciones, destacan las prácticas de las compañías que son consistentemente reconocidas por su propia gente como un Great Place to Work®. Aquí compartimos aquellas que las han llevado a vivir los colores de la diversidad de forma visible y consistente:

  • Los colores de la diversidad sólo pueden vivirse mediante inclusión:

La diversidad puede ser dictada, pero la inclusión debe ser alimentada. El que se incluyan políticas y prácticas de diversidad en la filosofía organizacional es un muy buen primer paso, pero no garantiza por sí solo que la cultura la adopte naturalmente. La inclusión sí: otorgar a líderes y colaboradores la información, la formación y el seguimiento para que lleven a cabo las acciones de inclusión, y además las disfruten, es una de las mejores maneras de hacer real la diversidad en el día a día.

  • Hacer brillar los colores de la diversidad, conducir a todos en la organización para que vinculen sus decisiones y actividades hacia la diversidad e inclusión, de forma sencilla y práctica. Dos ejemplos:
  1. Identificar acciones empáticas por departamento, reconocer a quienes las fomentan y difundirlas en los medios institucionales.
  2. Iniciar revisiones de requisitos para las vacantes y asegurar que proyecten el énfasis en talentos y experiencia, más que en características que no sean congruentes con la diversidad e inclusión (origen, edad, raza, sexo, etc.), y celebrar cuando se haya asegurado la nueva forma de atraer talento a la compañía.
  • Cuantificar el antes y el después de las prácticas de diversidad e inclusión en los resultados de la cultura y del negocio, para que a todos les quede claro que vale la pena llevarlas a cabo y que generan un beneficio cuantificable a corto o mediano plazo.

Lograr el involucramiento de todos en la organización significa que aquellos que la integran se sientan cómodos contribuyendo, desde cualquier área, nivel, antigüedad y grupo al que pertenezcan, sabiendo que juntos darán el mejor efecto sobre la diversidad y que, al final, esto es mejor para el negocio, para la gente y para el mundo.

Si leíste nuestros informes o participaste de nuestra Conferencia Great Place to Work, sabés cuál es nuestra misión: Construir un mundo mejor ayudando a las organizaciones a transformarse en excelentes lugares para trabajar Para Todos. Es crucial para nuestra causa que difundamos esta frase. Pero, ¿qué queremos decir con “Para Todos”? Y ¿por qué es tan importante?

En las últimas dos décadas, Los 100 Mejores Lugares para Trabajar en los Estados Unidos han mejorado para sus colaboradores. Pero nuestros datos muestran que aún están, en gran parte, desperdiciando potencial humano. Tienen grupos de personas que no se sienten completamente conectados con su trabajo. Estos empleados no están contribuyendo con sus mejores ideas o entregando lo mejor de ellos mismos.

El staff en tu casa central podría estar teniendo una gran experiencia, pero ¿qué pasa con el personal que atiende a tus clientes en el día a día? Los Millenials pueden sentirse apoyados en el trabajo, pero ¿qué pasa con los empleados mayores?

Si vamos a llamar "excelente" a una compañía, debe ser excelente para todos. Debe ser un excelente lugar para trabajar Para Todos.

Un great place to work Para Todos tiene seis componentes que medimos:

1. Valores

2. Innovación

3. Crecimiento financiero

4. Liderazgo efectivo

5. Maximización del potencial humano

6. Confianza

modelo for all

Los 4 primeros items tienen sentido para cualquier líder que maneja una organización. El ítem 6, confianza, es la base de todo lo que hacemos. Significa que los empleados confían en la gente para quienes trabajan. Los niveles de confianza son evaluados a través de la percepción de credibilidad, respeto y equidad de los empleados.

El ítem 5 "Maximizar el potencial humano", es el resultado del análisis de los datos obtenidos de nuestras encuestas a empleados. Encontramos significativas discrepancias entre las experiencias de los ejecutivos y los empleados de primera línea.

También hay gaps entre hombres y mujeres, entre generaciones y entre gente de diferente etnia e identidad racial. Entonces decidimos elevar la bara de nuestro modelo para reflejar el nuevo standard de “Para Todos”.

Evaluamos el nivel en que las compañías crean una experiencia positiva consistente para todos los empleados, sin importar quiénes son o qué hacen para la organización. Hicimos esto para reflejar el mundo de hoy y para reconocer y aprender de las organizaciones inclusivas que están marcando el rumbo.

Para la gente y para los negocios

Nuestros estudios muestran que las compañías que puntuan más alto en nuestro standard “Para Todos” incrementan sus resultados de negocio tres veces más rápido que sus rivales menos inclusivos.

En otras palabras, mientras la confianza alimenta la performance del negocio, “Para Todos” la acelera.

En un estudio separado, encontramos resultados similares. Las organizaciones con alto puntaje que usaron la metodología “Para Todos” crecieron en ingresos un 10% más rápido que compañías calificadas con la metodología antigua. Nuestra antigua metodología solo medía niveles promedio de confianza, orgullo y camaradería.

ingresos GPTW for all

 

 

 

 

ingresos GPTW FOR ALL 2

 

Cada empleado cuenta en una economía que se trata de conectividad, innovación y cualidades humanas como la pasión, el carácter y la colaboración.

La cuestión es que, en la economía emergente, Los Mejores Lugares para Trabajar pueden hacerlo mejor, mucho mejor. Y deben hacerlo. Deben trabajar con nuevos comportamientos para crear una cultura de excelencia para todos. Para sobrevivir y prosperar en el futuro, las organizaciones deben construir un lugar de trabajo Para Todos.

 

 

El pasado 21 de agosto, en la sala auditórium del WTC, Great Place to Work presentó las actualizaciones de su modelo de medición de clima laboral, el cual busca acompañar los cambios que se han ido generando en el mercado, ampliando sus áreas de evaluación para acompañar a diferentes organizaciones a cumplir sus objetivos de negocio.

La misión de Great Place to Work es “apoyar a las organizaciones para transformarse en Excelentes Lugares para Trabajar PARA TODOS”, las cuales se caracterizan por contar con un ambiente laboral basado en relaciones de alta confianza y contar con altos niveles de satisfacción y compromiso.

Emilia Montero, directora regional de Investigación y desarrollo de Great Place to Work para Uruguay, Argentina, Paraguay y Bolivia, brindó datos acerca de la renovación del modelo de estudio, las claves a tener en cuenta para desarrollar el nuevo enfoque FOR ALL y presentó diferentes casos de estudio.

Ya sea en negocios, organizaciones sin fines de lucro, deportes o entretenimiento, las organizaciones se preguntan continuamente: "¿Cómo podemos ser más innovadores?" Los líderes han reconocido rápidamente que la posición competitiva de su organización depende principalmente de su capacidad de transformación constante.

El difunto Peter Drucker afirmó el papel inestimable de la innovación en los negocios y afirmó: "La innovación conlleva riesgos. Toda actividad económica es arriesgada por definición. Pero defender lo que se hizo ayer - en otras palabras no innovar - es mucho más arriesgado que hacerlo"

En otras palabras, las empresas deben innovar para sobrevivir. Por lo tanto, crear y mantener una cultura laboral que fomente la innovación es imprescindible para el éxito de una organización.

La innovación comienza con una mentalidad de posibilidad

Cuando piensas en algunas de las empresas más innovadoras, lo que a menudo te viene a la mente son los gigantes de la industria tecnológica, como Google y Amazon. Sin embargo, la innovación no se limita a ningún perfil en particular.

Solo mira empresas como Stryker (manufacgtura), Adobe (IT), Wegmans Food Markets (retail) y Texas Health Resources (cuidado de la salud), todas organizaciones muy diferentes que han demostrado la capacidad de reinventarse con el tiempo.

Antes de explorar los factores que contribuyen a la preparación de una organización para la innovación desde una perspectiva cultural, comencemos por definir qué entendemos por innovación.

¿Qué significa innovación?

Más que la estructura, edad u otras características similares de una organización, la innovación es la mentalidad de posibilidad que permite que las semillas del cambio se arraiguen.

La innovación también se puede expresar como una propuesta de "si / entonces".

"Si" podemos explorar estos mercados, cambiar estas ofertas, desarrollar estos productos, mejorar estos procesos, etc., "entonces" nuestros esfuerzos darán lugar a ganancias cuantificables para la organización.

Scott Noppe-Brandon, del Lincoln Institute, posiciona la innovación dentro del contexto del ICI Continuum (Imaginación, Creatividad e Innovación). El proceso comienza con la imaginación, que es un espacio seguro para explorar posibilidades. La imaginación lleva a la creatividad y la creatividad conduce a la innovación.

¿Cómo se aplica la innovación en el lugar de trabajo?

Si bien el concepto de innovación puede ser lo suficientemente simple como para comprenderlo, el proceso de impulsar la innovación puede ser bastante complejo. Los ejecutivos luchan todos los días con la cuestión de cómo hacer que sus empresas sean más innovadoras.

Uno de los principales factores que contribuyen a impulsar la innovación es una cultura laboral que conecte emocionalmente a las personas con la dirección estratégica de una organización y fomente un flujo continuo de ideas que puedan apoyar los esfuerzos de innovación.

En Great Place to Work, hemos encuestado a millones de empleados en las últimas dos décadas para producir los rankings de Los Mejores Lugares para Trabajar en 58 países en todo el mundo. Nuestros datos muestran que algunas de las empresas más innovadoras del mundo tienen culturas que las posicionan de manera única para impulsar la creatividad.

Estas culturas se basan en altos niveles de confianza. Los empleados tienen una conexión segura con su liderazgo y con los miembros del equipo, así como la capacidad de operar en un ambiente que fomenta la toma de riesgos.

Aspectos clave de lugares de trabajo innovadores:

1. Un enfoque basado en la confianza para el intercambio de ideas

Los lugares de trabajo deben contar con los facilitadores culturales adecuados que respalden las prácticas para explorar oportunidades de crecimiento.

Una parte fundamental de una cultura innovadora es una fuerte relación entre los empleados y sus líderes, que, como demuestran nuestros datos, se mide mejor a través de la confianza. Las relaciones con un alto nivel de confianza crean oportunidades para compartir ideas que ayudan a impulsar la innovación.

Los líderes deben desarrollar intencionalmente una forma sistemática, continua y efectiva de capturar las ideas de los empleados. Con este fin, adoptar las plataformas tecnológicas adecuadas para la ideación puede ser una parte importante de una estrategia general de innovación.

Sin embargo, demostrar comportamientos de liderazgo que fomentan el intercambio de ideas puede tener un impacto aún mayor.

"Impulsar la innovación requiere que los líderes adopten la postura de que dentro de su población de empleados existe una reserva ilimitada de creatividad". Y una de las responsabilidades más importantes que tiene un líder es aprovechar este depósito.

Esta es una fortaleza que se encuentra en Los Mejores Lugares para Trabajar. Cuando se les preguntó si "los jefes realmente buscan y responden a las ideas", el 82% de los empleados responde que este es siempre el caso (datos de Estados Unidos).

Crear tantos puntos de contacto como sea posible para el intercambio de ideas no solo fomenta un mayor propósito entre el liderazgo y los empleados, sino que también refuerza la estrategia organizacional y la forma en que las personas pueden aportar ideas que respalden la innovación.

2. Trabajo en equipo y colaboración

La velocidad y la agilidad también juegan un papel esencial en la conducción de la innovación. Las organizaciones no pueden permitirse tiempos de desarrollo excesivamente largos o una toma de decisiones lenta si van a superar a la competencia.

La cultura de una empresa debe permitir la colaboración interfuncional y minimizar los retrasos causados ​​por las interacciones funcionales tradicionales. Las culturas innovadoras se basan en tener una organización altamente integrada que acelera la toma de decisiones y fomenta la colaboración activa.

Al evaluar las culturas en función del grado de trabajo en equipo que experimentan los empleados, la investigación de Great Place to Work muestra que dentro de las grandes culturas, la conexión que las personas tienen con sus colegas y el sentido de unidad es una diferencia clave.

El ochenta y siete por ciento de los empleados de Las Mejores de EE.UU. responden que, en toda la compañía, siempre pueden contar con la colaboración de los demás.

3. Predisposición a la toma de riesgos

Con énfasis en la velocidad, otro facilitador cultural esencial para la innovación es tener un mayor apetito por el riesgo. La toma de riesgos no solo se tolera en culturas de alta confianza, sino que se celebra.

Tener una cultura innovadora requerirá adoptar un enfoque de trabajo más experimental. En el marco de la exploración de ideas, la creación de prototipos y pruebas, existe una tasa de error inherentemente más alta.

Cuando se le preguntó a los empleados de Las Mejores de EE.UU. si los jefes “entienden que los errores no intencionales son parte del trabajo", el 85% respondió que esto es casi siempre cierto.

Las empresas interesadas en posicionarse para una mayor innovación pueden comenzar examinando estas tres áreas, simples, pero de vital importancia:

  • Qué tan comprometidos están los líderes en buscar y responder a ideas.
  • El grado en que se fomenta el trabajo en equipo y la colaboración.
  • Si existe predisposicion a la toma de riesgos.

Al centrarse en estos aspectos de la cultura, impulsar la innovación puede convertirse en una de las ventajas competitivas de la empresa.

La cultura de la innovación es la única forma de adelantarse al cambio. Para obtener más información sobre cómo crear una cultura empresarial que despierte, abrace y fomente el cambio, lea nuestra investigación sobe Innovación por Todos.

 

Tony Bond

Tony Bond es el Vicepresidente Ejecutivo y Chief Innovation Officer de Great Place to Work. Ayuda a las empresas a navegar el cambio transformacional, el cambio de personas y cultura, fusiones y adquisiciones y otras iniciativas que impactan en la cultura y el capital humano. Tony se ha desempeñado como asesor de confianza para ejecutivos de organizaciones como NBA, AT&T, Daimler, Coca-Cola, Indeed, Whole Foods, Dow Chemicals y American Express.

 

 

El pasado 20 de agosto de 2019, Great Place to Work brindó una charla abierta en Sinergia Punta Carretas, donde Emilia Montero, directora regional de Investigación y desarrollo de GPTW para Uruguay, Argentina, Paraguay y Bolivia, buscó informar acerca de cómo las organizaciones pueden y deben estar a tono con los diferentes cambios en el mercado actual, de manera de convertirse en Excelentes Lugares para Trabajar.

En el marco de la charla, cuya temática fue “¿Por qué se quedan las personas en su trabajo? La clave es desarrollar”, Emilia puso enfoque en cuales son las razones que hacen a una persona permanecer en su trabajo y cómo cada empresa puede desarrollar a sus colaboradores de manera que día tras día continúen eligiendo nuestras organizaciones.