MENU

Teletrabajo y los desafíos cuando no todos están listos

Teletrabajo y los desafíos cuando no todos están listos

Han pasado 7 años desde que comencé a trabajar desde casa el 80% de mi tiempo. El otro 20% lo he utilizado viajando a la oficina o a eventos de trabajo, por lo que, en mayor medida, mi trabajo se ha desarrollado desde casa en los últimos años. La gente suele preguntar cuál es la experiencia y mi respuesta es "Trabajo más de lo que solía" porque es cierto, si confías en las personas para las que trabajas, si te gusta el trabajo que haces y las personas con las que trabajas, trabajar en casa permite concentrarse más, y en mi caso también tener tiempo para cuidar a mi familia.

Sin embargo, en estos últimos días, debido a COVID-19 y la información que llega cada hora, trabajar de forma remota se ha convertido en un gran desafío para las organizaciones. Muchas compañías comenzaron a navegar este nuevo concepto hace algún tiempo, pero para la mayoría es un desafío completamente nuevo. 

Entonces, en este momento tan particular, quisiera compartir algunos consejos sobre cómo adaptar las políticas de trabajo para hacerlo funcionar desde casa, porque no se trata de control, o de si las personas estarán ubicadas frente a una pantalla de 9 a 5, sino de lograr objetivos y de crear un ambiente seguro para todos. 

  • Conectividad: asegurarse de que cada empleado tenga lo básico para trabajar desde casa: una buena conexión a Internet, una computadora portátil o un teléfono en el que puedan iniciar sesión, elementos esenciales para hacer posible su trabajo. Si este no es el caso hay que generar las conversaciones para obtener posibles soluciones.
  • Objetivos: la forma más fácil de asegurarse de que el trabajo esté hecho es tener claro qué objetivos debe alcanzar el equipo y cuándo. Es necesario hablar sobre ellos, escribirlos y que el documento resultante sea la ruta hacia el éxito. Se debe ser claro en los plazos y, si se está llevando adelante un proyecto a largo plazo, establecer mojones en el camino para asegurarse de que los involucrados no se aburran o no tengan energía.
  • Compartir: comenzar la semana compartiendo en qué se va a estar trabajando y cerrar la semana compartiendo lo que ha logrado. Esto dará una sensación de logro y también conectará mejor al equipo.
  • Reunión semanal: trabajar desde casa es excelente para concentrarse, pero puede volverse muy solitario, especialmente para las personas extrovertidas. Es bueno conectarse al menos una o dos veces por semana. Mi mejor consejo es conectarse con video, ya que crea una conexión más realista. Puede ser difícil las primeras veces, pero con el tiempo tiene sentido porque, después de todo, estamos acostumbrados a ver a nuestros colegas a diario. Si tu empresa no tiene esta capacidad a través de su software actual, siempre se puede usar el video de WhatsApp, FaceTime o cualquier aplicación de teléfono que lo permita.
  • Actualización personal: como se mencionó anteriormente, el trabajo desde casa puede ser solitario, especialmente en momentos como estos, donde cuidamos nuestra salud. Así que es bueno, en las reuniones, dedicar al menos 15 minutos para hablar sobre cómo cada uno se encuentra a nivel personal. Pregúntale a tus colegas cómo se ocupan del trabajo desde casa, compartan inquietudes y participen. El modo virtual es desafiante; pero cuando se usa de forma correcta puede ser muy positivo.

Muchas de las personas que trabajan no pueden adoptar estas medidas, porque se necesitan en una fábrica o taller, porque su trabajo es manual. Así que hay que agradecer por tener esta oportunidad y respetar a los que no tienen esta suerte.

Por último, pero no menos importante: disfruta de la experiencia del trabajo desde casa y comparte tus aprendizajes y tus fracasos de esta experiencia. Todos aprendemos unos de otros, así que asegúrate de compartir también lo que ha funcionado y lo que ha sido un desafío.


Reciba las últimas novedades de Great Place to Work®

Suscríbase