MENU

Líderes: ¿Están construyendo una cultura de confianza?

Líderes: ¿Están construyendo una cultura de confianza?

Pasamos un tercio de nuestros días en el trabajo aproximadamente. Este entorno de trabajo puede mejorar o disminuir la moral y la productividad de los colaboradores en su organización. Aprender a generar confianza con los colaboradores puede mejorar la productividad, el compromiso y la confianza.

La confianza en cualquier organización funciona en tres niveles:.

  • A nivel de empresa en cuanto a cultura.
  • A nivel de equipo sobre las relaciones entre los miembros.
  • A nivel interpersonal entre dos personas.
  • No siempre podés controlar el nivel de confianza de tu organización, pero ciertamente podés influir en él generando confianza en tu entorno laboral inmediato.

    Generar confianza con los empleados en una unidad más pequeña donde tenés más control ayuda a propagar la confianza en la organización más grande.

    Si un colaborador no confía en su líder, la organización sufre. Claro, gobernar a través del miedo funciona, pero el colaborador hará la mínima cantidad de trabajo necesaria para mantener su trabajo.

    Generar confianza con los colaboradores es clave para vencer a la competencia, sin mencionar el aumento de la retención de colaboradores.

    5 formas en que los líderes de todos los niveles pueden crear una cultura de confianza en el lugar de trabajo

    1. Sé honesto y comprensivo

    Incluso cuando sea difícil, decí la verdad y no solo lo que creés que la gente quiere escuchar. Comprendé lo que los empleados necesitan saber y comunicá los hechos mientras considerás su esfuerzo y sensibilidad hacia sus sentimientos.

    Mostrá apoyo y comprensión a los miembros de tu equipo, incluso cuando cometen errores, contribuye en gran medida a generar confianza como líder.

    2. Escuchá

    Escuchá activamente y verificá la comprensión parafraseando lo que escuchaste. Utilizá una variedad de herramientas de retroalimentación para asegurarte de que todos tengan la oportunidad de que su voz sea escuchada.

    Debés entablar un diálogo con los empleados, dándoles la oportunidad de hacer preguntas, obtener respuestas y expresar sus inquietudes. Luego, aplicá lo que comparten las partes interesadas internas para acciones futuras.

    3. Sé consistente

    Llevar a cabo las acciones que anunciás que vas a hacer genera confianza con el tiempo; no puede ser algo que hagas ocasionalmente. Mantener los compromisos debe ser la esencia de tu comportamiento, en todas las relaciones, día tras día y año tras año.

    Si decís que el trabajo en equipo es esencial, reforzá el punto colaborando entre equipos y funciones. Da crédito cuando la gente haga un gran trabajo y prepará el escenario para una cultura apreciativa.

    4. Modelá el comportamiento que buscás

    Nada habla más fuerte sobre la cultura de una organización que el comportamiento del líder, que influye en la acción de los colaboradores y tiene el potencial de impulsar sus resultados.

    5. Desarrollá la rendición de cuentas

  • Cuando vos y otros líderes reconocen sus errores y sus éxitos, los empleados te consideran creíble y seguirán tu ejemplo.
  • Podés fomentar el diálogo honesto y fomentar la rendición de cuentas mediante la construcción de procesos que se vuelvan parte de la cultura. Por ejemplo, evaluá cada proyecto (positivos, negativos, cosas que cambiar) o un informe de estado y los próximos pasos en la agenda de cada reunión (seguimiento de fechas límite e hitos).

    Vos construís y mantenés relaciones de confianza y una cultura de confianza en tu lugar de trabajo paso a paso a través de cada acción que realizás y cada interacción que tenés con tus compañeros de trabajo y colaboradores.

    La confianza puede ser frágil, pero puede fortalecerse con el tiempo con los esfuerzos deliberados anteriormente. Mirá los muchos beneficios que aporta la confianza al lugar de trabajo.

    Comportamientos del gerente que construyen una cultura de confianza

    Hacete estas preguntas para evaluar tu comportamiento personal y aprender a crear conciencia sobre las prácticas diarias que fomentan una cultura de confianza en tu lugar de trabajo.

    • ¿Escucho a mis empleados y busco sus ideas, sugerencias y opiniones?
    • ¿Estoy abierto a las ideas de los empleados y a incluir esas ideas en el proceso de toma de decisiones?
    • ¿Estoy estableciendo y comunicando expectativas consistentes con respecto a los objetivos de desempeño individuales y del equipo?
    • ¿Le digo la verdad a los empleados y hago lo que digo que voy a hacer, incluso cuando es difícil?
    • ¿Estoy tratando a todos con la misma dignidad y respeto que espero y me gustaría recibir sin revelar prejuicios, juicios o favoritismos personales?
    • ¿Mis objetivos profesionales o una agenda personal están interfiriendo con el desempeño y el compromiso de mi equipo con el éxito de mis empleados?
    • ¿Demuestro preocupación y cariño por cada empleado, grupo de trabajo y departamento?
    • ¿Doy un buen ejemplo y me conduzco de manera coherente con la misión, la visión y los valores de la organización?

    La confianza debe ganarse. Proviene de un esfuerzo consciente por hablar, cumplir tus promesas y alinear tu comportamiento con tus valores. Vale la pena esforzarse por generar confianza porque una vez que se pierde la confianza, puede ser muy difícil recuperarla.

    Determiná si tu organización tiene una cultura de alta confianza

    Comunicate con nosotros para conocer nuestra encuesta de colaboradores que permite decodificar los niveles de confianza en tu lugar de trabajo y cómo hacer que crezcan.


Reciba las últimas novedades de Great Place to Work®

Suscríbase