¡El momento de celebrar!

¡El momento de celebrar!

El celebrar momentos especiales es algo importante, ya que nos hacen recordar los buenos momentos de nuestras vidas, tanto personal como profesionalmente. No solo generan momentos positivos o de alegría en una organización, sino que se trata de reforzadores importantes para estimular comportamientos deseados en el lugar de trabajo.

Implica algo más que "festejar": debe tratarse de reconocer el esfuerzo, dedicación y arduo trabajo de los colaboradores, e implica transmitirles e inspirarles la trascendencia de su trabajo al ser importantes contribuyentes de los logros organizacionales. El "celebrar" es un componente importante del liderazgo que va más allá de "perder el tiempo". Es la tarea del líder de generar y favorecer oportunidades para reconocer el buen trabajo, y compartir con los colaboradores gratitud y energía.

Es necesario que a nivel organizacional se promuevan las celebraciones institucionales, como eventos de fin de año o de kickoff, en los que no solo se reconozcan los logros grupales e individuales, sino que también sean espacios donde se comunique información relevante, noticias, así como proyectos venideros. Es en este tipo de reuniones, en las que los directivos de la organización pueden acercarse a los colaboradores con los que quizás no comparten el día a día de una manera más cercana.

Es importante que, independientemente de los eventos y celebraciones institucionales, los líderes sean capaces de reconocer y agradecer en el día a día a sus equipos de trabajo, de manera genuina, única, espontánea y generosa. Es la oportunidad de demostrar a los colaboradores que el trabajo que realizan tiene un sentido y un impacto importante en la organización. De esta manera, los colaboradores sabrán que sus esfuerzos han dado frutos, y tendrán una clara idea de lo que la organización espera de ellos. Asimismo, cuando los líderes fomentan un sentido de celebración en sus equipos de trabajo, se crean redes de apoyo internos, estimulando el sentido de cooperación, de pertenencia y de trabajo en equipo. Por otro lado, las celebraciones generan orgullo en los colaboradores. Los colaboradores que sienten orgullo por su trabajo, por su equipo de trabajo y por la organización en la que trabajan responden a ella con un mayor compromiso a largo plazo.

En Great Place to Work®, creemos que las celebraciones son un componente importante para que se genere un sentido de compañerismo y confianza dentro de las organizaciones al generar un sentido de equipo y colaboración, lo que impacta de manera positiva en la retribución de los colaboradores hacia la organización. Es importante tomar en cuenta que las celebraciones institucionales deben realizarse de una manera planeada, asegurar que estén alineadas a la estrategia de la organización y sean ejecutables por parte de los líderes. Además, se debe crear conciencia de la importancia de las celebraciones informales dentro de los equipos de trabajo.

Las celebraciones contribuyen a que en las organizaciones se refuerce la confianza, por medio de las muestras de gratitud y reconocimiento hacia las personas, lo que hace que sientan que su esfuerzo y dedicación son realmente valorados y se fortalezca la percepción de apoyo organizacional. Esto trae como consecuencia por parte de los colaboradores el seguir contribuyendo al éxito organizacional generando ambientes óptimos de trabajo.



 Reciba las últimas novedades
de Great Place to Work®