MENU

Incorporación remota: 8 formas de crear una experiencia de empleado excepcional

Incorporación remota: 8 formas de crear una experiencia de empleado excepcional

Es un hecho mundial: las personas ya no pueden interactuar en las formas en las que lo hicieron alguna vez, lo que crea una nueva era de desconexión. Lo que antes simplemente se daba por sentado en nuestra sociedad es ahora un riesgo: estar juntos en un espacio físico.

Los humanos requieren de interacción para aprender y crecer en nuestro mundo interdependiente. Las interacciones agregan color, riqueza y sentido de conexión a la cultura de todas las empresas.

Las empresas que tienen la suerte de seguir contratando se enfrentan a un nuevo desafío: una incorporación 100 % remota.

¿Estás preocupado porque tus nuevas contrataciones se sientan defraudadas en su experiencia con la cultura de tu lugar de trabajo?

Existen formas de infundir esa cultura exitosamente en tu programa de incorporación remota, los desafíos novedosos requieren de soluciones novedosas.

1. Hacé que la organización se entusiasme con las nuevas contrataciones

Animá a tus líderes a anticipar la grandeza de los nuevos talentos. Nadie debería sentir que tiene que probarse a sí mismo ante nadie, nunca.

Tu nueva contratación se incorporó por una razón y ya han hecho el trabajo para llegar ahí. Tienen las cualidades y habilidades necesarias para agregar más valor al equipo y acercarlo a su misión.

Estas son algunas maneras de preparar a la compañía para dar una cálida bienvenida a los nuevos colaboradores:

• Asegurate de que los líderes articulen cómo las nuevas incorporaciones aceleran el éxito y el propósito compartido de la empresa.
• Hacé un anuncio que celebre las aptitudes únicas de los nuevos empleados y cuente quiénes son para ayudar a tus empleados a conocerlos.
• Invitá a los nuevos empleados a escribir algunas palabras sobre sí mismos para que los miembros del equipo puedan identificar intereses compartidos o los intereses que despiertan su curiosidad.

Las conexiones suceden rápidamente cuando existe más que solo trabajo para compartir.

2. Asigná un "nuevo compañero de contratación" que represente la cultura de tu empresa

Tus nuevos empleados necesitan una cara amigable a la que acudir para obtener claridad y orientación sobre el negocio.

Un sistema de compañeros debe incluir controles programados regularmente. Esto crea un espacio seguro dedicado para que los nuevos colaboradores hagan esas preguntas que no se sienten cómodos haciendo en un grupo.

Un nuevo compañero de contratación ideal es alguien que:

• Represente los valores principales de la organización.
• Actúe como un embajador de la empresa.
• Se destaque como guía para los demás.

Es importante estar seguro de que el nuevo colaborador realmente quiere ser parte del viaje en el que otros se encuentran y disfruta ser parte del mismo. (Puntos de bonificación si el entrenamiento es parte del desarrollo de su compañero).

3. Fomentá las "reuniones de café" virtuales con roles variados en el negocio

Es importante reservar tiempo cada día para que tus nuevos colaboradores establezcan relaciones lo más pronto posible. Esto es especialmente cierto si tu proceso de incorporaciones tiene mucha carga de información.

Este acercamiento deliberado de conexiones de la oficina virtual acelerará la camaradería del equipo.

La mayoría de estas reuniones informales deben ser con empleados fuera del rol de nuevo colaborador para que puedan aprender acerca de diferentes aspectos del negocio y conectarse con las personas que pueden brindar contexto sobre el panorama general.

Como cada organización es única, estas reuniones informales permitirán a tus nuevas incorporaciones conectar más eficientemente los puntos de tu negocio y asociar la información que están obteniendo en las capacitaciones con los roles que desarrollan estas importantes tareas.

En un contexto de oficina, estas conexiones suelen darse de forma orgánica. En un contexto remoto, estas reuniones dedicadas crean más que nunca una forma más intencional de conectar con el ecosistema social de tu lugar de trabajo.

4. Creá un ERG compuesto por empleados en su primer año y permití que se reúnan periódicamente

Ya es difícil ser el nuevo empleado en un entorno de oficina. En el mundo remoto, es más duro aun. Tener un ERG (Grupo de Recursos para Empleados, del inglés Employee Resource Group) para que todos tus colaboradores relativamente nuevos puedan compartir aprendizajes fomentará una sensación de camaradería desde el principio, porque todos en el grupo pueden relacionarse entre sí.

Un ERG es aún mejor cuando los nuevos colaboradores están en roles distintos, porque los aprendizajes de un rol pueden ser beneficiosos para todos en el grupo. Podés proporcionar indicaciones para que las reuniones grupales tengan más intención o permitir un descubrimiento de forma libre y una conversación natural.

No hay una forma incorrecta de permitir que un grupo como este se conecte: se trata más de un terreno común que de tener una agenda establecida. (Puntos de bonificación por crear un canal de chat solo para colaboradores en su primer año.)

5. Sé vulnerable y compartí oportunidades del negocio

Ninguna empresa tiene procesos perfectos y siempre hay espacio para mejorar o crecer a medida que el mundo que nos rodea evoluciona constantemente. Tanto los líderes como los colaboradores individuales, siempre deben expresar lo que no funciona. Especialmente si tu empresa es nueva en la operación remota.

Tus nuevos empleados, que comenzaron en un entorno completamente remoto, tendrán conocimientos e ideas de primera mano para mejorar la experiencia remota. De hecho, ¡esa fue la inspiración para este artículo!

6. Conocé siempre a tus nuevos colaboradores en el lugar donde ellos están y no al revés

Los empleados remotos no pueden darse el lujo de estar hombro con hombro con un empleado veterano para hacerle preguntas rápidas u obtener orientación en el momento. Ese tipo de apoyo siempre ha acortado la curva de aprendizaje. Hoy, las preguntas realizadas en la plataforma de mensajería se responden cuando alguien está disponible para responderlas.

Con reuniones, zonas horarias y ancho de banda general, una respuesta inmediata es menos frecuente en estos días. Por lo tanto, es importante dar a tus nuevos colaboradores todo el tiempo que necesiten para aprender sobre el negocio principal y sus productos/servicios/ofertas y la seguridad de hacer tantas preguntas como sea posible.

Tené una lista de verificación de desarrollo de 30, 60 y 90 días para evaluar las necesidades y la confianza de los nuevos colaboradores en diferentes áreas. Pero evitá la expectativa de saber todo en una fecha determinada. Adoptá la forma en que ellos aprenden y el viaje para ayudarlos a llegar ahí. Comprender cómo los empleados reciben mejor la información es donde entra en juego el paso siete.

7. Duplicá los uno a uno con los gerentes de personas

Tener encuentros uno a uno con los reportes directos debe estar en el cronograma de cada gerente, pero los nuevos empleados en un entorno remoto deben tener el doble de uno a uno durante al menos los primeros 90 días de su proceso de incorporación.

Este "tiempo cara a cara" adicional es esencial para establecer una relación remota de mentor-mentee. Se necesita tiempo para desarrollar y comprender los estilos de comunicación de los demás, por lo que los gerentes deben dedicar más tiempo a los nuevos empleados para cultivar un vínculo que desde el principio facilite una excelente comunicación.

8. Celebrá cada hito con un reconocimiento adecuado en tu herramienta de comunicación

Todos hemos escuchado la idea de celebrar las pequeñas victorias. Ahora es un momento ideal para poner eso en práctica.

Por ejemplo, los gerentes pueden resumir lo que el viaje de incorporación de 90 días de un nuevo empleado ha aportado al equipo. Compartí lo que el equipo ha aprendido de ellos y cómo ya han contribuido. Recopilá anécdotas de quienes han pasado tiempo con este nuevo colaborador para compartir palabras de aliento y dar a conocer su orgullo por este empleado.

Nuestra investigación muestra que cuando las personas se sienten bienvenidas, la organización misma no solo sobrevive durante una recesión, sino que prospera. Las primeras impresiones duran mucho más que el momento inicial, así que durante este período de aislamiento en tantas otras áreas de la vida, enfocate en conectarte.

Tus nuevos colaboradores remotos tendrán una experiencia de incorporación inolvidable en un espacio en el que esperan iniciar sesión todos los días.

¿Querés hacer más?

Realizá una encuesta de clima específica para las nuevas contrataciones después del período de incorporación para saber qué fue lo más útil al unirse a la cultura de la oficina virtual.

Si necesitás más orientación sobre encuestas de clima y medición de cultura organización, contactatanos! 😉


Reciba las últimas novedades de Great Place to Work®

Suscríbase